Categorías
Políticas públicas Redes y movimientos

En Euskal Herriak kapitalari planto!, plataforma conformada por una amplia diversidad de organizaciones sindicales, sociales y de la solidaridad internacional, entre las que se encuentra REAS Euskadi, apostamos por la creación de un Centro vasco de empresas transnacionales y derechos humanos.

Este nuevo espacio público, que contaría con una sólida y activa participación social, tendría la función de regular y rendir cuentas sobre las actuaciones e impactos de las empresas transnacionales vascas en el exterior, así como del capital foráneo que opera en Euskadi, desde la perspectiva de una defensa inequívoca del marco internacional de los derechos humanos.

Es esta una cuestión de primer orden político, dado el protagonismo que las grandes empresas han alcanzado en una sociedad global en crisis, donde la competencia por capturar mercados internacionales y atraer inversión extranjera se extrema. Dicho protagonismo, agudizado en este momento convulso, ha dado lugar a un modelo de gobernanza en el que las instituciones suelen hacer suyos de manera incondicional los objetivos empresariales –identificando estos con el interés general–, pergeñando en este sentido un marco jurídico asimétrico que prima los intereses corporativos sobre los derechos humanos.

De esta manera, y pese a que estos se sitúan teóricamente en la cúspide de la pirámide normativa, no son de obligado cumplimiento para las multinacionales. Al mismo tiempo, la lex mercatoria que las ampara (tratados de comercio e inversión, planes de ajuste, contratos internacionales, etc.) cuenta en la práctica con una capacidad coercitiva, de exigibilidad y justiciabilidad muy superior a la de los derechos humanos, en un contexto de progresiva desregulación en términos sociales y colectivos.

Poder corporativo, crisis, competencia extrema, alianza público-empresarial y asimetría normativa. Todos estos elementos conforman una tormenta perfecta que nos conduce a una realidad marcada por la conculcación sistemática del marco internacional de los derechos humanos por parte de las multinacionales, tal y como han documentado no solo múltiples organizaciones sociales, sino también un sinfín de informes oficiales de Naciones Unidas y otros organismos internacionales.
Es necesario y urgente, por tanto, abordar este fenómeno revirtiendo el peso de lo corporativo en favor de los derechos de las mayorías sociales y del planeta. Se trata de una prioridad colectiva que nos compromete a todos y todas a actuar desde lo global hasta lo local, sin excepción.

Precisamente el Centro vasco de empresas transnacionales y derechos humanos es en nuestra opinión un espacio idóneo, dentro del marco competencial vigente, para avanzar en el cumplimiento de los derechos humanos en un ámbito tan estratégico como el de la internacionalización empresarial. Y hacerlo además sobre una lógica de alianza público-social, que otorgue peso específico y capacidad de co-decisión a la ciudadanía organizada.

Este documento desgrana las principales características de nuestra propuesta de Centro vasco, desde la apuesta inequívoca por la regulación pública frente a la voluntariedad empresarial como paradigma para abordar el cumplimiento corporativo de los derechos humanos.

Pretende en este sentido ser una herramienta para el debate social, político y mediático. La base sobre la que concretar y desarrollar sus parámetros fundamentales en fórmulas normativas actuales en la Comunidad Autónoma Vasca (CAV). Una invitación plural, en definitiva, para sumar aportes y fuerzas (comités de empresa, entidades de la economía social y solidaria, pymes, pequeño comercio, movimientos sociales, sindicatos, redes en defensa de la tierra y el territorio, partidos políticos, etc.) en la tarea urgente de crear un espacio de regulación para el cumplimiento corporativo de los derechos humanos en Euskadi.

Puedes descargarte el documento aquí>>

Desayuno con medios de comunicación para presentar la propuesta